Toda la película preconcebida de "mi vida" es mi sueño, un asunto de amor, para acabar viendo que no hay nada que el pequeño yo pueda comprender para ser lo que en verdad yo soy.

 

Se precisan multitud de granitos de arena para formar fabulosas y artísticas dunas o playas; se precisan infinitud de texturas, colores, olores, sonidos e infinitud de formas de vida, para ver, más allá de los conceptos, el arte y la perfección de la Vida impersonal, en todo.  

 

Se precisan multitud de sentimientos,  infinitud de sensaciones o pensamientos, multitud de formas y recuerdos bailando en el Ser, para liberarse, con la ayuda de la luz, de la esclavitud. Tuve que redescubrir, por mi misma, intimando con el Ser, todo lo que no soy, porque mi verdadero anhelo siempre ha sido fundirme con la auténtica naturaleza.

 

Tuve que olvidarlo todo, para recuperarlo todo.